La Fábula China del Caballo y la Suerte

Artículos y noticias - Artículos y noticias
Una historia china habla de un anciano labrador que tenía un caballo para cultivar sus campos. Un día el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaron para condolerse de él y lamentar su desgracia, el labrador les replicó:
 
-¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién lo sabe?
 
 
 
 
Una semana después el caballo volvió de las montañas y trajo consigo una manada de caballos salvajes. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Éste les respondió:
 
-¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién lo sabe?
 
Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de los caballos salvajes, fue desmontado y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una desgracia. No así el labrador, quien se limitó a decir:
 
-¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién lo sabe?
 
Unas semanas más tarde el ejército entro en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota, lo dejaron tranquilo.
 
-¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién lo sabe?
 
La moraleja de la historia está clara: no hay que juzgar de antemano los hechos, pues desconocemos sus consecuencias finales, tanto si pueden ser positivas, como negativas.
 
Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar