Cinco grandes recomendaciones para embridar y desembridar a tu frisón

Embridar a un frisón de forma segura puede empezar con el pie derecho antes de cabalgarlo. Esto debería ser un proceso simple, pero al igual que cualquier otra cosa, si no se tiene cuidado o se intenta muy rápido, pudieran surgir inconvenientes.  Así que hay que tomarse el tiempo y seguir estos cinco consejos cada vez que se embride al animal.

1) Cuando se vaya a colocarle la brida a un frisón, primero hay que desatar la cuerda de  conducción si es que está atada a alguna cerca o algún árbol.

A manera de consejo, amarrar la brida alrededor del cuello, dará al jinete seguridad en caso de que el caballo se la quiera arrancar desde el bocado.

Lo mismo es válido cuando se retira la brida, nunca se debe intentar agarrar al caballo con una brida que está amarrada a una cerca. Lo único bueno que pudiera pasar es que el frisón se quede sumiso y deje hacerlo, pero podría suceder que el caballo se alebrestara y azotara al manejador.

Por lo tanto ya sea embridando o desembridando, el caballo debe estar libre y desatado.

2) En primer lugar, se toma la cabezada (la parte de la brida en la que quedarán las orejas del animal y cuyas partes son la frontalera y la testera), se toma con la mano derecha y se dobla una oreja del frisón hacia adelante y se después tira la cabezada sobre ella, para aplicar la misma labor con la otra oreja.

Cuando se usa una nueva brida o la misma se va a usar en un frisón diferente, es recomendable tener una que posea una cabezada grande porque así se puede ajustar hasta que encaje perfectamente en la cabeza del animal.

3) El paso anterior es recomendable hacerlo con la mano derecha porque una vez que ya fue bien posicionada la cabezada, la izquierda estará cerca del hocico sosteniendo el bocado, se puede colocar el dedo pulgar izquierdo en la esquina de la boca del equino para hacer que la abra, mientras se sostiene el bocado usando los otros dedos para introducirlo hasta llegar a lo que sería la comisura de los labios del frisón.

4) En cuanto al bocado existen diferentes ideas acerca de cuánta presión deben tener al momento de ajustarlo. Obviamente no puede estar tan apretado que vaya a afectar o lesionar la boca del animal pero tampoco muy flojo como para que vaya a soltarse. Una buena forma de medir el ajuste del bocado es que una vez puesto el frisón pueda masticar normalmente, por supuesto que sin abrir mucho la boca cuando se le coloque la muserola.

5) Para quitarle la brida al frisón se hace por donde se inició, es decir, por la cabezada sacándola desde las orejas para posteriormente seguir con el bocado permitiendo que el caballo lo suelte de manera natural sin que el manejador lo jale. Finalmente hay demostrarle cariño al frisón acariciando su cabeza y animándolo a relajarse.

El siguiente video muestra de forma muy práctica y sencilla cómo embridar a un caballos

Leave a Reply

¡Sé el primero en comentar!

Notificación de
avatar
wpDiscuz