Cómo levantar a tu frisón sobre sus patas traseras

Conseguir que un caballo se alce sobre sus patas traseras, en el espíritu del Llanero Solitario y su caballo “Plata”, es una maniobra de alta escuela en la disciplina de equitación de doma. Sin duda, es una habilidad de alto nivel que requiere un entrenamiento específico por parte del caballo y del jinete. Conocido como “Levade” en doma clásica, pedirle a un caballo alzarse sobre sus patas traseras es una combinación de piernas y el auxilio del asiento, aunado a la ayuda de las manos y control de los frenos. Una raza de alta escuela como la frisona es ideal para esta maniobra.

Instrucciones:

1) Cabalga tu caballo hacia adelante con la ayuda de las piernas delanteras y las espuelas. Señálale un montaje firme con tus piernas para impulsar sus patas traseras de manera profunda debajo de su cuerpo, permitiendo que su peso cambie hacia atrás sobre los cuartos traseros. El impulso de la energía hacia adelante es la clave del movimiento apropiado en la montura de un caballo. Cuando el caballo cambia su peso hacia atrás y mueve su cadera de manera profunda hacia sí mismo, a esto se le llama “colección”.

2) Haz contacto entre el freno y la boca del caballo.  Insiste en que tu caballo ceda el freno y descanse, dejando caer su rostro a la vertical. Se debe sentir ligero pero con un firme contacto con la boca del caballo a través de las riendas y el freno. La neutralización del impulso de conducir al caballo hacia delante con tus piernas, produce una restricción de dicho movimiento dirigido al frente, lo que genera que el caballo cambie su peso trasero más firmemente,  llevándolo a la “colección”.

3) Señálale al caballo con tus piernas para que él se mueva más hacia adelante, condúcelo más firmemente que antes, mientras que restringes su movimiento hacia adelante con el freno y las riendas. Cuanto mayor sea la “colección” lograda, más fácil será que el caballo se eleve sobre sus cuartos delanteros y conseguir una “Levade”.

4) Siente la acción del caballo y el movimiento a través del asiento, así como tu trasero y tus piernas. Libera la presión de tus manos sobre las riendas y el freno cuando el caballo levante sus cuartos delanteros del suelo, pero continúa conduciéndolo con tus piernas. Sigue tirando las riendas en este punto, pues es una forma segura de conseguir que el caballo se pose hacia atrás.

5) Inclinarse hacia adelante en la cintura del caballo cuando éste se alza sobre sus patas traseras, para permanecer centrado en la silla de montura y no caerse hacia atrás. Esto permitirá al jinete mantenerse en la silla sin necesidad de sostener las riendas. Esto puede mantener la boca del caballo suave y flexible, mientras que también posibilita prevenir a la alzada de convertirse en una caída trasera.

Recomendaciones y advertencias

Si vas a tomar en serio el aprendizaje de cómo levantar a tu frisón segura y adecuadamente, considera aprender con un instructor de experiencia en alta escuela.

Un caballo de doma debería ser entrenado para por lo menos conseguir un nivel de Grand Prix de doma clásica antes de pasar a un nivel de formación de alta escuela.

Los caballos son animales grandes e inteligentes con mentes propias, así que por favor busca instrucciones de monta adecuadas.

Los jinetes involucrados en la alta escuela, corren el riego de volar por el aire a mucha distancia del suelo, por lo que al realizar una “Levade” siempre hay que llevar puesto el casco protector.

Leave a Reply

¡Sé el primero en comentar!

Notificación de
avatar
wpDiscuz