Cómo hacer saltos libres en un frisón

Realizar saltos libres puede ser una manera favorable de establecer una relación de confianza con tu frisón. Aunque esta raza es fornida y generalmente no son vistos en espectáculos de saltos profesionales, no significa que no lo puedan hacer. Así que puedes tomar a tu frisón y comenzar a capacitarlo para saltos después de sus prácticas de doma.

El salto libre (ya sea en un ruedo o a campo traviesa) puede ser una manera de mejorar la comunicación entre un caballo y su jinete, sin mencionar que se pasa un agradable momento.

Instrucciones

1) Comienza con una barra simple en el suelo. Si no dispones de un palo estándar para hacer saltos, puedes usar un elemento que tenga de 8 a 10 pies de largo. Colocar el poste al lado del punto medio de uno de los lados más largos del rodeo. Dejar al menos 2 pies de espacio entre el lado del rodeo y el límite del palo.

Ensilla a tu frisón y haz que se vaya acostumbrando a pasar sobre los palos caminando con un paso regular. Algunos caballos pueden sentirse inclinados a reducir la velocidad e inspeccionar la barra o pasarle de lado, mientras que a otros no les importará. Con todos los caballos es importante mantenerse firme, y con una conexión ligera con el freno y las riendas, así los caballos prestarán atención a su jinete y no al poste. Una vez que el caballo esté caminando sobre el palo casualmente, es momento para el trote. Ponle atención a las zancadas de tu frisón y solicítale un trote de al menos cuatro zancadas antes de llegar al palo.

2) Una vez que tu frisón esté trotando felizmente sobre los palos (y tal vez interesado en este nuevo juego), es momento para añadirle otro poste al rodeo. Utiliza bloques de 12 pulgadas para colocar el poste, lo que creará una enlongada equis. La altura en el centro apenas se incrementará, pero el obstáculo es más visible y aumenta la concentración tanto del caballo como del jinete en el alineamiento del salto a través del centro exacto, el cual siempre estará donde tú quieras estar.

3) Tus estribos deberían estar colocados a una distancia entre los 2 a 3 pies de alto de lo que tú normalmente cabalgarías en la doma. Los caballos frisones tienden a tener un cañón más grande que otras razas, así que podría ser más difícil para tus piernas agarrarse en los cortos estribos. Por eso es importante trabajar en tu silla independiente y mantener el balance. Cuando te acercas a la cruz de salto, incrementa el contacto ligeramente, mientras le permites al caballo la libertad de extender su cuello mientras hace el salto. Deberías estar en el medio del poste al tiempo que estás directamente sobre el salto.

4) Levanta uno de los lados de la barra, consiguiendo que esté a un nivel de 1 pie sobre el suelo. Tu caballo podría querer tirar el palo en su primer salto, porque ahora el poste estaría lo suficientemente alto, por lo que el frisón necesitaría hacer un alzamiento significativo y pudiera utilizar sus cascos para derribar el obstáculo.

Pero el frisón pronto se dará cuenta de cuán alto necesita saltar. También es importante entrar en una posición a medio sentar cuando se aproxima a un salto de 1 pie o más alto. Tu peso debería estar en la punta de tus pies; tener los talones hacia abajo y tus muslos menores agarrando la silla de montar. Mantén un agarre cómodo de las riendas, con tus manos sostente ligeramente hacia la cabeza del caballo, más de lo habitual. Mantén fija la mirada hacia adelante para mantener el equilibro. Practica esta postura en primera instancia estando de pie. El propósito de estar medio sentado es mantener un mejor balance y darle al caballo el espacio que necesita para moverse en el salto. No hay que sentarse en la silla de montar mientras el caballo salta pues podrías terminar con daños en tu espina dorsal o en el suelo.

Una vez que el caballo y el jinete han manejado el salto a este nivel, ahora pueden intentar un galope. Mantener la cabeza del caballo calmada, fija y recogerla al momento que se gana el impulso hacia adelante es la clave para conseguir que tu frisón haga un salto de cualquier altura.

Recomendaciones y advertencias

Los frisones son amables y ecuánimes por naturaleza, por lo que se debe usar esta característica para jugar con él a saltar.  Esto creará confianza y respeto.

Envolturas de protección como vet-wrap son recomendadas para las piernas del caballo, porque el animal accidentalmente puede golpear un palo generándole alguna contusión o lesión. Los deportes ecuestres son inherentemente peligrosos, por lo que se debe utilizar un casco y las botas de montar adecuadamente y en todo momento, especialmente cuando se desea saltar fuera de un rodeo y se desea probar en un campo o en el bosque.

Leave a Reply

¡Sé el primero en comentar!

Notificación de
avatar
wpDiscuz